El Hidrógeno como Fuente de Energía Limpia y Renovable

hidrógeno fuente de energía limpia

El hidrógeno, el átomo más simple del universo, suele ser considerado el elemento más abundante del mundo. El hidrógeno se encuentra en el agua y en todos los organismos vivos. El hidrógeno es una fuente de energía limpia y renovable que puede alimentar nuestros hogares, coches y otros dispositivos. El uso del hidrógeno ayudará a mejorar nuestro medio ambiente y a reducir las emisiones de dióxido de carbono.

El hidrógeno se utiliza para producir amoníaco y metanol y para convertir el carbón en petróleo. También alimenta los reactores nucleares y las pilas de combustible de los vehículos de exploración espacial, como la Estación Espacial Internacional (ISS).

El hidrógeno es un gas incoloro, inodoro, insípido e inflamable

  • El hidrógeno es incoloro porque no contiene electrones. Sin electrones, el hidrógeno no puede absorber ni emitir luz.
  • El hidrógeno es inodoro porque no hay átomos en su estructura molecular que tengan olor.

En lugar de tener olor, el hidrógeno tiene un sabor inodoro; por lo tanto, se puede utilizar como relleno en los dulces para darles una textura aireada sin alterar el sabor de la comida o la bebida con ningún tipo de olor o sabor que interrumpa el disfrute de lo que se está comiendo o bebiendo.

  • El hidrógeno es inflamable porque cuando se expone al oxígeno (un gas), el hidrógeno reacciona violentamente ¡explotando en llamas!

Es el átomo más simple.

También es el elemento más pequeño y ligero, con un solo protón y un electrón orbitando a su alrededor. El hidrógeno tiene muchos usos en diversas industrias, desde el petróleo hasta la energía nuclear y las energías renovables (eólica y solar).

Leer  Aluminio Transparente

Es el elemento más abundante del universo.

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo y se forma en las estrellas. También es el átomo más simple, ya que sólo tiene un protón, un electrón y ningún neutrón.

El hidrógeno puede producirse con energías renovables.

¿Sabes qué más es una buena alternativa? El hidrógeno. De hecho, es una alternativa mejor porque puedes fabricarlo a partir de energías renovables como la solar o la eólica. Y cuando produces tu propio hidrógeno de esta manera, se llama "hidrógeno verde".

Este hidrógeno verde puede usarse para todo tipo de cosas, como coches eléctricos y electrodomésticos, y en el futuro podríamos incluso llenar nuestros depósitos de gasolina con él.

El hidrógeno no sólo procede de fuentes de energía renovables, sino que, al haber tan pocas emisiones en su producción, se considera uno de los combustibles más limpios que existen en la actualidad.

Te puede interesar: "Aplicaciones Tecnológicas del Carbono"

El almacenamiento de hidrógeno en tanques de alta presión para coches y autobuses puede ser muy peligroso.

Reacciona violentamente con el oxígeno del aire para formar agua. El hidrógeno puede almacenarse como líquido comprimido a presión o como gas presurizado en tanques de alta presión para coches y autobuses.

Cuando se libera de estos recipientes de almacenamiento, se disocia rápidamente en su forma atómica de dos átomos de hidrógeno (H2). Estas pequeñas moléculas se difunden muy fácilmente por la atmósfera.

Esto significa que no son capaces de encenderse espontáneamente cuando se exponen a llamas abiertas como las de los cigarrillos o el fuego de la cocina porque no hay ninguna fuente de oxígeno presente en el momento de la ignición que permita que se produzca la combustión.

Leer  Seda reforzada con carbono

Sin embargo, si se calienta un número suficiente de moléculas de H2, éstas acabarán entrando en contacto con un agente oxidante (oxígeno) que iniciará la combustión, dando lugar a lo que comúnmente conocemos como fuego.

Actualmente, las pilas de combustible de hidrógeno también se utilizan en regiones remotas del Ártico para alimentar ordenadores, calentar casas y generar electricidad, con agua y calor como subproductos.

Esta tecnología del hidrógeno como fuente energía limpia, también se utiliza en regiones remotas del Ártico para alimentar ordenadores, calentar hogares y generar electricidad. Las pilas de combustible de hidrógeno son eficientes, limpias y producen agua como subproducto.

El hidrógeno tiene un gran potencial para crear una economía limpia

El hidrógeno es un portador de energía. Puede producirse dividiendo el agua en hidrógeno y oxígeno, que pueden utilizarse para generar electricidad. El hidrógeno también puede utilizarse como medio de almacenamiento de energías renovables, como la solar y la eólica.

El método más común para producir hidrógeno utiliza gas natural como materia prima (aunque se están desarrollando otras materias primas derivadas de la biomasa).

El proceso consiste en hacer reaccionar el metano con vapor a temperaturas superiores a 1.500 °C para producir syngas (CO + H2). A continuación, este syngas se convierte en hidrocarburos gaseosos mediante la síntesis de Fischer-Tropsch (CO + 2H2 → CnHm), antes de que otros pasos de refinado den como resultado hidrocarburos líquidos o combustibles de gasolina.

En conclusión, el hidrógeno es un elemento muy importante en el universo porque constituye el 75% de toda la materia en masa, por lo que debemos conservarlo en la medida de lo posible.

Leer  Nitruro de boro

Contenido

Subir