Iones de Sodio

Iones de Sodio

Los iones de sodio son una gran cosa para tener alrededor. Son muy reactivos, lo que significa que pueden moverse por el mundo con rapidez y facilidad. Cuando encuentran algo en su camino, entran en acción y transfieren la carga entre las dos cosas que se encuentran. Por eso son útiles en muchos procesos tecnológicos: baterías, líneas de transmisión de energía, centrales eléctricas... ¡todo!

Carga de traslado y almacenamiento

Los iones de sodio se utilizan en el transporte y almacenamiento de cargas. Pueden utilizarse para mover la carga a través de tuberías a la velocidad de la luz, o pueden almacenarse en un chip que se transporta fácilmente.

Los usos de las baterías de iones de sodio son infinitos, y es una tecnología que se utilizará en el futuro. La capacidad de almacenar energía en un pequeño chip, así como de moverla rápidamente a través de tuberías es algo que podría revolucionar la forma en que utilizamos la electricidad hoy en día.

La batería, mejorada

El sodio se ha utilizado en las baterías durante años, pero sólo recientemente se ha convertido en una alternativa viable al litio. Los iones de sodio tienen una mayor densidad energética que los de litio y son más estables, por lo que son menos reactivos.

El hecho de que el sodio sea menos reactivo significa que la batería puede cargarse o descargarse más rápidamente sin sobrecalentarse o quemar el electrolito de la célula, que puede suponer hasta el 40% del coste total de una batería de vehículo eléctrico (VE).

Líneas de transmisión de iones de sodio

Las líneas de transmisión de iones de sodio son una herramienta tecnológica que permite transmitir la electricidad a largas distancias a altos voltajes.

Leer  Materiales nanoporosos

Estas líneas pueden transportar más energía que los cables de cobre convencionales del mismo peso, lo que significa que pueden aumentar la eficiencia al reducir el número de pérdidas en la línea.

Los iones de sodio se utilizan de esta manera desde hace décadas, pero siguen teniendo algunos inconvenientes: en primer lugar, son caros; en segundo lugar, el sistema de control del campo debe diseñarse cuidadosamente; y, por último, la radiación electromagnética puede causar problemas a quienes viven cerca o trabajan en la propia línea.

Suministro eléctrico trifásico

La alimentación trifásica se utiliza para suministrar electricidad a grandes instalaciones industriales. Fue inventada por Nikola Tesla. El primer uso de un sistema de alimentación trifásica fue en 1887 por el Grand Trunk Railway de Canadá, que lo utilizó para iluminar sus cocheras y otras industrias situadas a lo largo de la línea ferroviaria.

En este tipo de alternador, hay tres devanados superpuestos que se conectan entre sí mediante anillos rozantes (similares a los que se ven en una transmisión manual). También hay una escobilla adicional que conecta los tres devanados juntos en un extremo, así como escobillas para cada devanado individual.

Uso de Iones de Sodio en Centrales eléctricas

Los iones de sodio se utilizan en las centrales eléctricas. Pueden utilizarse como electrolito para generar electricidad a partir del agua con la ayuda de un generador. Los iones de sodio también se utilizan en las baterías y en la energía solar, que puede encontrarse en muchas fuentes diferentes, como las turbinas eólicas o las plantas de energía mareomotriz.

La energía del sodio

El sodio es un buen conductor de la electricidad. Ofrece el mejor rendimiento en las baterías, que se utilizan para almacenar energía en las centrales eléctricas y en las líneas de transmisión. Las baterías de sodio-azufre tienen mejor rendimiento que otros tipos, pero también son más caras de producir.

Leer  Hidrocerámica

Además, el sodio se utiliza como electrolito para las sales fluoradas fundidas (MF), que se emplean en reactores nucleares y otras aplicaciones que requieren altas temperaturas y bajas presiones.

Por último, el sodio se utiliza en los paneles fotovoltaicos como alternativa a los materiales a base de plomo, como las células de teluro de cadmio o de silicio.

Los iones de sodio empiezan a utilizarse de forma novedosa para mover y almacenar carga en la tecnología

En el futuro, los iones de sodio podrían utilizarse de forma novedosa para mover y almacenar carga en la tecnología.

El ión sodio es un átomo que tiene un solo electrón orbitando a su alrededor con una carga de +1. Cuando se crea un ion de sodio, el electrón deja su órbita y se mueve libremente alrededor del núcleo. Así es como la sal se disuelve en el agua: son los iones de sodio los que se mueven en la solución.

Se trata de una nueva forma de utilizar los iones de sodio y la tecnología que tenemos detrás. Tenemos que seguir investigando cómo se puede utilizar esta tecnología de diferentes maneras, ¡pero sin duda cambiará la forma de hacer las cosas!

Contenido

Subir