Wolframio

Wolframio
Elemento químico de símbolo W, número atómico 74 y peso atómico 183,85. Este metal tiene una estructura cúbica centrada en el cuerpo y un brillo metálico de color gris plateado. Su punto de fusión de 3410°C (6170°F) es el más alto de los metales. El metal presenta una baja presión de vapor, una alta densidad y una gran resistencia a temperaturas elevadas en ausencia de aire, y es extremadamente duro.

Wolframio

Químicamente, el wolframio o tungsteno es relativamente inerte. No es fácilmente atacado por los ácidos comunes, los álcalis o el agua regia. Reacciona con una mezcla de ácidos nítrico y fluorhídrico. Es fácilmente atacado por sales oxidantes fundidas como el nitrito de sodio. El cloro, el bromo, el yodo, el dióxido de carbono, el monóxido de carbono y el azufre gaseoso reaccionan con el wolframio sólo a altas temperaturas. El carbono, el boro, el silicio y el nitrógeno también forman compuestos con él a elevadas temperaturas; con el hidrógeno no reacciona.

Las aleaciones ferrosas consumen el 40% del wolframio obtenido en las minas. Cuando se añade al hierro o al acero, el tungsteno mejora la dureza y la resistencia a temperaturas elevadas. El carburo de wolframio (que representa el 38% de todo el W) ha sustituido al diamante en muchas aplicaciones de troquelado y perforación. Es uno de los mejores materiales para herramientas duras y conserva sus propiedades a altas temperaturas. El tungsteno metálico puro en alambre, varilla y lámina (15%) es importante en las lámparas eléctricas, los productos electrónicos y la industria eléctrica. Otras aplicaciones son las varillas de soldadura, los blancos de rayos X, los alambres de plomo, los cátodos para tubos de potencia y los insertos para distribuidores de automóviles y aviones.

Leer  Níquel

Los compuestos de tungsteno incluyen estados de oxidación de 2+ a 6+; los estados de oxidación altos son los más estables. La química del tungsteno se asemeja a la del cromo y el molibdeno, que también ocupan el mismo subgrupo en la tabla periódica. La química acuosa del wolframio se complica por su tendencia a formar iones complejos.

El wolframio forma cuatro óxidos estables bien definidos y dos carburos. Otros compuestos importantes son el carbonilo, el nitruro, el boruro, el fosfuro, el siliciuro y el sulfuro.

Efectos del Wolframio sobre la salud

Se ha demostrado que el tungsteno actúa antagonizando la acción del oligoelemento esencial molibdeno. Se ha demostrado en varios estudios que el polvo de metal de tungsteno administrado a los animales no es totalmente inerte. Un estudio descubrió que los cobayas tratados por vía oral o intravenosa con tungsteno sufrían anorexia, cólicos, incoordinación de movimientos, temblores, debilidad y pérdida de peso. La larga experiencia industrial ha indicado que la neumoconiosis no se desarrolla en los trabajadores expuestos únicamente al wolframio o a sus compuestos solubles (a concentraciones en el aire de mg/m3).

Efectos agudos sobre la salud: Irritación de la piel y de los ojos por contacto. La inhalación provocará irritación de los pulmones y de las mucosas. La irritación de los ojos provocará lagrimeo y enrojecimiento. El enrojecimiento, las costras y el picor son las características de la inflamación de la piel. Deben seguirse las normas de higiene industrial y siempre debe usarse equipo de protección al manipular este compuesto.

Efectos crónicos sobre la salud: Este producto no tiene efectos crónicos. Se sabe que la exposición repetida o prolongada a este compuesto agrava las condiciones médicas.

Leer  Vanadio

Todos los compuestos de tungsteno se consideran altamente tóxicos. El polvo del metal presenta un riesgo de incendio y explosión.

Efectos ambientales del Wolframio

No se espera que este producto sea peligroso para el medio ambiente. No existen datos específicos sobre la ecotoxicidad de este producto.

Vídeos de Wolframio

Subir